PDW, Vilnius

Cuando desde el Servicio de Innovación riojano me propusieron tomar parte en el PDW, pensé que era una locura desplazarse tan lejos para un taller de apenas 3 días de duración…, como aquella paloma, me equivocaba.
Una vez realizados los trámites, respecto a los desplazamientos y demás aspectos logísticos… un miembro del NSS (Ángel Pavón), se puso en contacto con nosotros y se determinó un hotel en las cercanías del aeropuerto de Barajas como punto de encuentro para la “delegación española”.
Acordamos encontrarnos en el vestíbulo del hotel, a las 4:50h. del viernes 10. Con una puntualidad exquisita, si bien con un poco de sueño, nos presentamos en el lugar indicado y realizamos las presentaciones, aunque ya había tenido la oportunidad de conocer a María Puente (Valencia) la tarde noche anterior. De ahí al aeropuerto.
El vuelo hacia Frankfurt no sufrió ningún retraso. Durante la escala en la ciudad alemana, una vez superado el letargo, comenzamos a conocernos mejor e intercambiar impresiones. Una vez en Vinius, tomamos el autobús que la organización había puesto a nuestra disposición en las inmediaciones del aeropuerto y llegamos al hotel a la hora prevista.
Decidimos tomar algo, mientras se descongestionaba un poco la recepción en la que, lógicamente, comenzaban a coincidir gran parte de los 100 asistentes al evento.
Una vez debidamente acreditados, nos dirigimos al salón en el que iba a tener lugar la apertura oficial del pdw, a cargo de Mantas Masaitis, Director General del Centro de Nuevas Tecnologías perteneciente al servicio de apoyo Lituano, que fue precedida, por una serie de bailes típicos lituanos y una sencilla ceremonia, a cargo de un grupo de niños y niñas ataviados con trajes típicos y los colores de e-Twinning.
Seguidamente, tuvo lugar la charla de bienvenida a cargo de Anne Gilleran, del S.C.A., en la que se expuso el breve pero intenso recorrido de la plataforma desde su creación, así como sus expectativas de crecimiento.
A continuación, fue el turno de Eugenijus Kurilovas, Coordinador e-Twinning, del servicio lituano, quien, llevó a cabo una exhaustiva contextualización de E-Twinning, especialmente a nivel bibliográfico.
Por último, y precediendo a unas breves indicaciones acerca de diferentes aspectos de organización propios del encuentro, intervino Stase Riskiené, embajador e-Twinning.
Llegó el momento de la cena, servida en el comedor principal del hotel y en la que tuvimos ocasión de seguir disfrutando de la gastronomía lituana.
Tras la cena, los tres representantes españoles, realizamos un amplio recorrido por el casco antiguo de la ciudad, que comenzó a fascinarnos. Hay que señalar, que la compenetración fue total desde el primer momento así como el hecho de que compartiéremos intereses muy parecidos.
Durante la tarde del viernes ya nos habíamos inscrito en 2 de los 3 talleres previstos por la organización para la mañana del viernes, en concreto, los números 2 y 3; “Collaboration environment for learning resources and tools (LeMill)” conducido por la profesora lituana Gitana y “Web 2.0 tools: tags, ratings and comments for educational use of learning resources (Qnet)” a cargo de Elena Shulman y Silvia Panzavolta del E.U.N. Además, aprovechamos un pequeño hueco entre el desayuno y el comienzo de los talleres para seguir visitando la ciudad.
Tras la comida, en la que disfrutamos de la compañía de una colega griega que deseaba perfeccionar su español, retomamos la continuación de los talleres planificada para la tarde del sábado. Durante los mismos, así como en los breves descansos, tuve ocasión de poder mostrar parte de mi proyecto actual a varios de los asistentes.
La jornada finalizó con una excursión, que tras un pequeño recorrido por la ciudad de Vilnius, nos condujo al Palacio de Trakai. Emplazamiento espectacular, en un entorno idóneo ideal para mitigar el estrés. Tras un pequeño paseo en torno a la ciudadela y una breve singladura en velero, nos dirigimos a un restaurante emplazado junto al lago, frente al palacio, espectacular. Allí fuimos agasajados con una magnifica cena, amenizaba por un gran saxofonista (prueba fehaciente de que los lituanos son grandes músicos y amantes del jazz) que finalizó
con una actividad consistente en el vuelo, más o menos afortunado, de pequeños globos de papel a cargo de participantes de diferentes nacionalidades. Durante, el banquete gozamos de la compañía de varios compañeros chipriotas y de la de un colega alemán.
Tras el desayuno del domingo, se celebró un entrañable acto de clausura del encuentro, en la que realizó un somero repaso y puesta en común de las principales conclusiones de los diferentes talleres desarrollados.
Tras la breve charla de clausura, en la que se agradeció nuestra presencia, dio por concluido el PDW.
Tras comer en compañía de unos cuantos compañeros, nos dirigimos al aeropuerto de Vinius para tomar el avión con destino a Frankfurt. Una vez allí, fue el momento de la despedida de la “delegación”, puesto que cada uno debíamos tomar un vuelo diferente; Barcelona, Madrid y Bilbao.
Por último me gustaría hacer patente mi reconocimiento hacia el Servicio Nacional Lituano por su esfuerzo en lo referente a la organización y desarrollo del p.d.w., mi agradecimiento hacia el S.I.E.F.P riojano por darme la oportunidad de participar en el mismo y a Ángel Pavón, del S.N.A. por su ayuda, atenciones y buen hacer durante el mismo, así como la amistad y actitud de María Puente, de Valencia.

Nájera, 17 de junio de 2011
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s